Noticias

Mantenimiento Básico del Tractor. Guía Completa

Los tractores son una herramienta indispensable en la agricultura, así como en otros ámbitos como la construcción. Y es que hacen que la productividad del trabajo mejore notablemente. No obstante, como cualquier otra máquina, necesitan sí o si un mantenimiento regular para garantizar que todo su sistema funcione en condiciones. Justo de eso os queremos hablar hoy, de todo lo que debes tener en cuenta si quieres prolongar la vida útil de tu tractor. ¡Así que sigue leyendo, porque te garantizamos que te va a interesar!

panel de control de un tractor Fendt

Antes de nada: leer el manual de instrucciones del tractor

Lo primero que debes hacer, antes de comenzar siquiera a plantearte cualquier labor de mantenimiento de tu tractor, es leer detenidamente su manual de instrucciones. Porque cada modelo dispone de unas especificaciones y unas recomendaciones totalmente diferentes entre sí, y que pueden cambiar por completo la forma de mantenerlo en buen estado. En el manual encontrarás información como:

  • La frecuencia con la que debes realizar un mantenimiento completo, así como esas pequeñas tareas que debes ir realizando cada poco tiempo.
  • Todas las especificaciones técnicas de la máquina: la capacidad de aceite, qué combustible usa, la presión de los neumáticos, la refrigeración, los filtros…
  • Además, encontrarás también todas las instrucciones de seguridad para poder evitar tanto accidentes como lesiones.
  • Y, por último, te señalará cómo puedes identificar y solucionar los problemas más habituales que podrían aparecer con un tractor de ese modelo concreto.

Así que, antes de lanzarte a la aventura de hacer un mantenimiento, ¡asegúrate de leer bien el manual!

Limpieza

La limpieza es crucial en nuestras herramientas de trabajo, y eso incluye también los tractores. Si se acumula suciedad, como barro o residuos agrícolas, podríamos acabar por ver cómo baja el rendimiento del tractor. E incluso se podrían provocar problemas a nivel mecánico. Así pues, es crucial mantener una buena limpieza de este.

Se debe limpiar tanto el exterior como la cabina, así como revisar de vez en cuando los filtros del aire. Para el exterior, lo mejor es usar una manguera de agua con una presión más o menos moderada, puesto que así podremos eliminar el barro y toda la suciedad acumulada. Para la cabina, nada como un buen aspirador para retirar todo el polvo o la posible suciedad. E incluso te puedes ayudar de un trapo húmedo o un limpiador, cuidando siempre que no sea abrasivo.

Por último, revisa los filtros de aire, y recuerda que se deben reemplazar cada cierto tiempo.

Neumáticos

Los neumáticos son cruciales en el buen funcionamiento de un tractor, así como en la seguridad de aquellos que los usan. Hay que mantenerlos siempre en buen estado y, además, con una presión adecuada. Porque, de este modo, nos garantizaremos que la tracción sea óptima y que el riesgo de accidentes sea mínimo.

Para ver que estos se encuentran en buen estado, se debe hacer de forma regular una inspección visual. Así podrás buscar grietas, cortes o cualquier tipo de desgaste. Además, se debe verificar siempre la presión de los neumáticos. Son muchos los tractores que llevan ya consigo un detector de presión, y que te lo indican de forma automática, además de señalarte cuando hay problemas.

Frenos

Junto a los neumáticos, los frenos también son muy importantes, tanto para la seguridad del trabajador como para todos los que se encuentran a su alrededor. Se deben inspeccionar tanto las pastillas como los discos de freno, para evitar que haya un desgaste que pueda dañarlos. En caso de que estén desgastadas de forma evidente, hay que reemplazarlas.

Junto a esto, se debe revisar también el líquido de frenos y rellenarlo en caso de que sea necesario. Y siempre se debe usar el recomendado por el fabricante del modelo, para así evitar incompatibilidades o problemas añadidos. En caso de que se note cualquier tipo de anomalía con los frenos del tractor, ya sea por ruidos inusuales o por notar el tacto distinto, lo mejor es llevarlo a un especialista.

Revisión del tractor antes y después de cada uso

Una de las formas más sencillas de evitar problemas con el tractor es hacer un chequeo rápido antes de usarlo, y también después de utilizarlo.

  1. Antes de usarlo, se deben verificar los niveles de fluidos, las correas, las mangueras, la transmisión y el sistema eléctrico. Cuando hablamos de los fluidos, nos referimos tanto al aceite del motor como al refrigerante y, por supuesto, al combustible.
  2. Tras usarlo, lo más recomendable es hacer una limpieza básica, revisar cualquier daño que se pudiera haber producido y, además, lubricar todas las partes que sea necesario.

Si se hace esto de forma continuada, el mantenimiento será mucho más sencillo.

Tareas a realizar por horas de uso

Más allá de todo lo que ya hemos señalado, debes saber que lo más recomendable es hacer un cronograma basado en las horas que has usado el tractor. De este modo, sabrás cada cuánto tiempo tienes que revisar ciertos parámetros. No te preocupes, porque te dejamos detalladas las labores de mantenimiento a continuación, según las horas de uso que tenga tu máquina.

A las 10 horas

  • Se deben revisar los niveles de fluidos, tanto el aceite de motor como el refrigerante e incluso el líquido hidráulico.
  • Es recomendable estar pendiente de las conexiones: de que no haya pernos sueltos, componentes flojos, de la transmisión…

A las 50 horas

  • Cambio de aceite del motor, así como del filtro.
  • Revisión completa del sistema de combustible, e incluso reemplazo en caso de que sea necesario.

A las 100 horas

  • Revisión de los filtros de aire, tanto del motor como de la cabina.
  • Chequeo completo del sistema de frenos: pastillas, discos de freno y también nivel del líquido de frenos.

A las 200 horas

  • Inspección completa de todo el sistema hidráulico.
  • Revisión de todo el sistema de refrigeración, desde el radiador hasta el líquido refrigerante.

A las 400 horas

  • Cuando se llega a este punto, se recomienda cambiar todos los filtros: combustible, aire e hidráulicos.
  • Además, es importante hacer una revisión completa del sistema de transmisión. E incluso cambiar el fluido de la transmisión, en caso de que fuera necesario.

A las 600 horas

  • Inspección de todo el tren de rodaje: neumáticos, sistema de dirección y, además, los ejes.
  • Junto con el tren de rodaje, sería interesante revisar todas las conexiones eléctricas, así como la batería y el alternador.

A las 1200 horas

Cuando llegamos a un uso tan elevado, se debe realizar un mantenimiento mayor del motor. Es decir, verificar el sistema de inyección de combustible, ajustar las válvulas y realizar una limpieza de todo el sistema de escape. En general, sería buena idea realizar un mantenimiento completo también del sistema hidráulico.

Consejos adicionales para un buen mantenimiento del tractor

Junto a todo lo que ya hemos señalado, es importante que tengas en cuenta algunos consejos adicionales que harán que se prolongue la vida útil de tu tractor.

Utilizar lubricantes y repuestos de calidad

Tanto los lubricantes como los repuestos es mejor usarlos de buena calidad, y siempre aquellos que han sido recomendados por el fabricante. De este modo, garantizaremos su rendimiento a largo plazo.

Seguir las recomendaciones del fabricante del tractor

Lo mejor es cumplir siempre que se pueda con el cronograma de mantenimiento que cada fabricante paute, además del que nosotros hemos mencionado aquí arriba. Y siempre con las herramientas recomendadas, para evitar cualquier daño o problema durante el mantenimiento del vehículo.

Mantener un registro del mantenimiento realizado

Para evitar despistes, o que se olvide algún hito importante del tractor, lo mejor es mantener un historial de todo el mantenimiento que se le ha ido realizando. De este modo, podemos tener a mano toda la información necesaria para diagnósticos futuros. Junto a esto, se deben tener siempre todos los documentos del vehículo bien guardados, para poder consultarlos.

Estar atento a cualquier señal de avería

Es crucial mantenerse atento a cualquier ruido anormal, cambio en la maniobrabilidad o incluso en el rendimiento del tractor, puesto que podría indicarnos problemas en el mismo. En caso de que eso suceda, es importante contactar con un experto.

No posponer las reparaciones necesarias

Si detectas cualquier problema, debes saber que lo mejor es repararlo de forma inmediata. Así evitarás que este se agrave, que vaya a más o incluso que ponga en riesgo tu seguridad. Además, debes saber que realizar reparaciones menores a tiempo evitará que tengas que realizar una mucho más costosa a largo plazo.

▶️ ¿Estás buscando maquinaria agrícola de ocasión? (sigue el enlace)