Noticias

Cómo Elegir el Tractor Adecuado

Para trabajar la tierra de la mejor manera posible, es imprescindible dar con un tractor que encaje con nuestras necesidades. De este modo, podremos garantizar tanto su eficiencia como nuestra productividad a largo plazo. Es cierto que hay muchas opciones en el mercado, y es precisamente por eso por lo que es importante evaluar una serie de factores antes de decidir. La potencia, el tipo de transmisión, el consumo de combustible…Todas estas prestaciones, entre otras, son muy importantes a la hora de dar con el tractor adecuado.

tractor agrario Fendt trabajando el campo

No te preocupes, porque hoy te vamos a echar una mano para que te resulte mucho más sencillo. ¡Sigue leyendo!

Evalúa tus necesidades

El primer paso a la hora de dar con el tractor perfecto es ver cuáles son exactamente tus necesidades, para así saber qué prestaciones son indispensables para ti. Por ejemplo, hay ciertas preguntas que deberás hacerte:

  • ¿Cuál va a ser su uso principal?
  • ¿En qué tipos de terrenos vas a trabajar?
  • ¿Qué implementos necesitarás usar en tu tractor?
  • ¿Necesitarás ir a mucha velocidad, o no este no será un requisito?

Teniendo todo esto en cuenta, podrás partir de una base mucho más estable, y tus decisiones serán más acertadas. Sabemos que, a priori, puede ser algo complejo, pero te vamos a guiar paso a paso para que sea bastante más sencillo.

Determina la potencia requerida

Comencemos con uno de los grandes básicos: la potencia del tractor. Esta va a depender en buena medida tanto del trabajo que vas a realizar como si de vas a usar implementos con tu tractor. Especialmente, si estos son pesados.

Si planeas realizar tareas como arar campos grandes, o transportar cargas pesadas, será imprescindible que apuestes por un tractor que ofrezca una buena potencia. Por el contrario, si todas las labores que vas a realizar son livianas, esto es innecesario; podrás apostar por un tractor menos potente y que, a cambio, te permita ahorrar tanto en gasolina como en costes de mantenimiento.

Normalmente, se diferencia entre tractores de baja potencia, de hasta 40 CV; tractores de media potencia, de hasta 120 CV; y tractores potentes, de más de 120 CV. Estos últimos se destinan a tareas muy concretas, y son algo más complejos de hallar en el sector de la agricultura.

En este sentido, te recomendamos también que tengas en cuenta que un tractor es una inversión a largo plazo. Lo más recomendable es que no te plantees solo tus necesidades hoy en día, sino también el día de mañana. De esta manera, te evitarás encontrarte con un tractor que ya no cumple con lo que necesitas, y tener que realizar una nueva inversión.

Tipo de transmisión

Tras determinar la potencia, pasamos a ver la importancia del tipo de transmisión. Puedes hallar o bien transmisiones manuales o bien automáticas. Las primeras son más económicas y, además, son mejores para aquellos que quieren tener un control total sobre la velocidad y la potencia. Por otro lado, encontramos las automáticas, que son más fáciles y están pensadas para personas que no son expertas.

Tamaño y diseño

El tamaño del tractor, así como su diseño, es otro de los factores que tendrás que considerar. Va muy relacionado con la potencia, puesto que lo habitual es que, cuanto más grande sea, más potencia tenga.

El apostar por un tamaño u otro va a depender en buena medida del uso que tú vayas a hacer de él. Si vas a trabajar en un terreno muy grande, probablemente prefieras apostar por un tractor grande y robusto. Mas es cierto que, con estos, se pierde algo de maniobrabilidad. Así que, para terrenos pequeños, lo mejor es apostar por vehículos algo más compactos y ligeros.

Además, te recomendamos que revises la altura del tractor y también la visibilidad que tendrá la persona que conduzca desde la cabina. Es un factor crucial en el ámbito de la seguridad, especialmente si el terreno tendrá muchos obstáculos o será irregular.

Confort y comodidad

Más allá de todo lo que hemos señalado, también debes tener en cuenta que el tractor sea cómodo para el operario. En ocasiones, es algo que se suele pasar por alto, pero es crucial; sobre todo si hablamos de un tractor que va a ser usado durante horas y horas. Un asiento acolchado y cómodo, un buen sistema de suspensión que reduzca la vibración, controles sencillos… Todo esto hará que el trabajador se sienta más cómodo, y también estará más alerta mientras está trabajando. Y, de nuevo, esto será crucial para su seguridad.

Consumo

Cuando buscamos maximizar la eficiencia, el consumo de combustible es otro de esos factores que debemos considerar. Lo ideal es apostar por tractores que sean lo más eficientes posible, sin comprometer ni la potencia ni el rendimiento. Para eso, tendrás que revisar el consumo real de los dispositivos que te interesen, y compararlos entre sí.

Marca y reputación

Como sucede con cualquier vehículo, e incluso con cualquier dispositivo, tanto la marca como la reputación que tiene esta en el mercado es importante. Cuando apostamos por un tractor de una marca con una larga historia tanto de calidad como de fiabilidad, sabemos que es un producto en el que podremos confiar a largo plazo. Y, en caso de que este nos dé algún problema, tendremos un servicio técnico al que acudir.

Asimismo, te recomendamos investigar qué opiniones hay sobre ese modelo concreto en el mercado. Así sabrás si a otras personas les ha ido bien o no, ¡y sabrás si apostar por él o no!

Una marca fiable no solo nos garantiza un producto de buena calidad, sino también una buena atención al cliente, un servicio de mantenimiento e incluso buenos repuestos. Y todo esto es crucial.

Servicio técnico y mantenimiento

Muy en relación con lo que acabamos de señalar, debes saber que tanto el servicio técnico como el mantenimiento son aspectos críticos a la hora de elegir un tractor. No solo las reseñas que haya sobre estos, sino también que haya cerca de ti un servicio técnico autorizado. De esta manera, podrás hacer un mantenimiento regular y tendrás un espacio al que acceder en caso de avería.

Coste horario y coste fijo

Por último, pero no por ello menos importante, también es importante que calcules tanto el coste horario como el coste fijo del tractor. El coste horario incluye el combustible, el mantenimiento y el desgaste; por otro lado, el fijo incluye los préstamos, seguros y la posible depreciación. De esta manera, sabrás si puedes hacerte cargo de ese tractor que te gusta, o si deberías apostar por otro modelo.

Sin duda, es un proceso complejo, pero con esta guía de compra te será mucho más sencillo tomar siempre la decisión adecuada.

💡 Esperamos haberte ayudado en la tarea de elegir tractor. Para terminar, te dejamos con los tipos de tractores más importantes.